0

De tres en tres: historias de tejer y contar

Contar es como enhebrar palabras y tejerlas, y lazada tras lazada ir armando la trama. Una buena trama abriga tanto como un tejido. Una prenda de lana abriga tanto como un cuento.

De tres en tres: historias de tejer y contar:

la manta de las historiasLa manta de las historias de Ferida Wolf y Harriet May Savitz. Ilustraciones de Elena Odriozola. Bogotá, Noma, 2008, Col. Buenas Noches. Babba Zarrah tiene una manta en la que los niños se sientan para escuchar sus relatos. Un día, descubre que uno de esos niños tiene el zapato roto y por eso decide tejerle unas nuevas y abrigadas medias, ¿pero de dónde puede sacar lana si con tanta nieve ese invierno nadie llevó un poco a la aldea? La mujer descubre en su manta la solución, y tejera muchas otras prendas para quienes las necesitan. Y cuando se quede sin manta, los aldeanos encontraran la forma de seguir tejiendo historias y mantas y mantas de historias.

mi abuela hilaria

Mi bisabuela Hilaria de Marcela Calderón. Del Naranjo, Buenos Aires, 2014. Una día de lluvia la protagonista va a ver a su bisabuela y en el encuentro se tejen historias y prendas de lana. Porque esta bisabuela es especial, porque esta abuela es capaz de hechizar con palabras e imágenes.

 

 

cordelia y los arañijos
Cordelia y los arañijos
de María Cristina Ramos. Ilustraciones de Viviana Bilotti. Neuquén, Ruedamares, 2013. Mamá araña le enseña a sus arañijos a tejer la tela más bonita, la hija Maca se ocupa además de tejer historias. Y así, entre lazadas y nudos y discusiones y diálogos se arma la trama, se teje la vida.

Anuncios
0

Reseña: Una cama para tres

  • uan cama para tres
  • Título: Una cama para tres
  • Autora: Yolanda Reyes
  • Ilustrador: Ivar Da Coll
  • Editorial: Alfaguara
  • Formato: rústicas, con hojas desplegables
  • Primera edición: 2015
  • ISBN: 978-950-46-3961-9

 

 

 

Entonces el dragón se metía entre sus sueños y lo perseguía por un laberinto. Justo cuando iba a atraparlo, Andrés veía la salida. Ahí afuera lo esperaba papá, que parecía un dragón despeinado, a punto de escupir fuego.

–¡Auxilio, socorro!… Ahí viene y me atrapa –gritaba Andrés.

–¿Quién viene y te atrapa? –preguntaba papá.

–un dragón feroz que escupe fuego.

–Los dragones no existen. Vuelve ahora mismo a tu cama y no te levantes… hasta mañana.

–¿Puedo dormir con ustedes?

–¡Ni lo sueñes!… No hay sitio para los tres.

 

Una cama para tres es la historia de un niño que teme dormir solo, porque la oscuridad primero y luego las pesadillas lo atormentan. Por eso retarda el momento del sueño, como hacen muchos niños; por eso quiere pasarse a la cama de sus padres, como hacen o desean hacer muchos niños.

Hay quienes se escandalizan frente a este libro porque dicen que es apología del co-lecho. Y están quiénes lo defienden. El problema no es la posición que toman, sino que toman la historia como lo que no es. Hay quienes piensan que esto es un libro de autoayuda, aunque habría que evaluar si para los niños o para los padres. Pero no lo es. Porque es un relato de ficción. Un texto sencillo que reproduce la realidad cotidiana de muchas familias, pero lo hace a través de un texto literario. Un relato entretenido y de ritmo atractivo que nos habla de un conflicto frecuente en los más chicos, y también alude de manera divertida al dragón de los sueños, que no sólo acecha a los pequeños.

Un libro para disfrutar de un texto literario rítmico y divertido. Un libro para contar noche tras noche, o una y otra vez en la misma, mientras el dragón de las pesadillas espera.

0

Reseñas:Mi libro de los colores

  • mi libro de losTítulo: Mi libro de los colores
  • Autora: Natalie Choux
  • Traducción y adaptación: María Marta Maciel
  • Editorial: Catapulta
  • Formato: cartoné, con partes móviles
  • Primera edición: 2015
  • ISBN: 978-987-637-380-7

 

Con este libro es posible descubrir los colores básicos (rojo, azul, amarillo, verde) a través de objetos y animales. También permite interactuar con los colores, objetos y animales gracias a que ciertas partes se pueden deslizar hacia arriba y hacia abajo o girar. La interacción se da en las cerezas que aparecen o en la rana que salta, y también en las preguntas que parecen en cada doble página y que invitan a observar, señalar, hablar, así como también en la última doble página donde todo está mezclado y la observación debe ser más sagaz.

Un libro sobre los colores, tal vez el primero o uno de los primeros libros sobre colores de un niño pequeño. Pero no un libro más. Porque no sólo se trata de mostrar colores sino de jugar con ellos y estimular la exploración visual y táctil, además de contribuir a reconocer el entorno cotidiano (y no tanto).

Este, al igual que todos los libros de la colección Pequeños Curiosos, es de cartoné –en todas sus páginas– con puntas redondeadas, tiene un tamaño adecuado para sostenerlo con manos pequeñas, y las ventanas y sistemas para el deslizamiento de partes es también íntegramente en cartoné, por lo tanto resistente y adecuado a la edad del lector.

Está sugerido por la editorial a partir de un año.

Un libro sobre los colores interactivo y atractivo. Un libro para observar, aprender, desarrollar el lenguaje y divertirse.

 

Otros títulos de la colección y de la misma autora:

  • Mi libro de los animales bebés
  • Mi libro del cuerpo
  • Mi libro de las mascotas