0

Reseña: Alina, maga del mandarino

  • alinamaga-del-mandarinoTítulo: Alina, maga del mandarino
  • Escritora: Laura Escudero
  • Ilustradora: Viviana Bilotti
  • Editorial: SM
  • Colección: El Barco de Vapor, serie blanca
  • Tipo de texto: narrativa
  • Formato: Rústica
  • Primera edición: 2016
  • ISBN: 978-987-731-290-4

 

“Todo lo que cambia viene de una semilla, un huevo o el capullo de una mariposa. Una semilla es una casa que abraza. Un nido que abriga.

Alina aprendiz de maga quiere probar su magia. Para empezar, busca una taza que cada desayuno es taza. La mira, la huele, la toca”.

Alina está aburrida de ser Alina. Quiere cambiar pero “no alcanza con pensar”. La protagonista se compara con otros seres vivientes que sí pueden: “si una oruga después es mariposa y un huevo se hace gorrión, tiene que encontrar algún modo para pasar de nena a flor, a pájaro o a cualquier otra cosa”. Alina luego descubre que toda la magia ocurre debajo del mandarino y “como no quiere olvidarse nada de nada” se hace de un cuaderno (Libro de las transformaciones mágicas) para tomar nota. ¿Cómo hará Alina aprendiz de maga para ser finalmente maga?

El texto está divido en capítulos o apartados, que facilitan la lectura de los lectores incipientes, y cada uno termina con las notas de los descubrimientos de Alina, todos relacionados con los cambios. El relato además se vuele accesible y atractivo para los primeros lectores por el trabajo de diseño e ilustración.

El trabajo de Viviana Bilotti en las ilustraciones es excelente, logra a través de ellas darle fisonomía al personaje, pintar maravillosamente el escenario y reforzar el clima del relato. Aportan mucho a la estética y belleza del libro pero también a la historia misma. Por eso es una pena que su biografía (y por lo tanto un verdadero reconocimiento como autora también) no esté ni en la contratapa ni en la sección final del libro.

Alina, maga del mandarino cuenta en una deliciosa prosa poética, como ya lo adelanta el título, como lo vemos también en los juegos en la disposición de las palabras en el blanco de la hoja que acercan el texto a la poesía concreta:

“Alina quiere ver qué pasa si planta una gota. Pero es difícil. Vienen de a muchas. Saca la mano por la ventana y prueba con la punta del dedo:

                cae una,

 

                          urgente otra

                                     

                                       y la primera se resbala”.

 

Un relato tan sencillo como poético y tan poético como profundo. Un relato con un final que sorprende. Para leer y pensar, para mirar y descubrir. Un relato para disfrutar con cada cambio y dejarse deleitar y sorprender.

 

 

 

 

0

Reseña: Tres chicos muy valientes

  • tres-chicos-muy-valientes-alta
  • Título: Tres chicos muy valientes
  • Escritor: Graciela Montes
  • Ilustrador: Clau Degliuomini
  • Editorial: Loqueleo, Santillana
  • Colección: Pequeñas historias
  • Tipo de texto: Cuento
  • Formato: Rústica, hojas resistentes
  • Edición: 2016
  • ISBN: 978-950-46-4905-2

 

 

 

Había una vez tres chicos muy valientes.

Un día los tres chicos valientes se fueron a explorar.

Llegaron al pie de una montaña alta, muy alta.

–¿Subimos o no subimos? –se preguntaron.

Y después se contestaron:

–Sí, subimos. Porque somos valientes.

 

Con su lenguaje simple, sintaxis llana y una idea original, esta historia de la reconocida Graciela Montes vuelve al ruedo. Publicada originalmente por Quipu en 1989, este año Loqueleo la incluye en su colección Pequeñas Historias. Si bien, con esta nueva edición, los lectores se pierden las ilustraciones originales de Saúl Oscar rojas, ganan con las de Claudia Degliuomini.

Tres chicos muy valientes se trata de eso, de tres niños muy valientes que salen a explorar y exploran. Pero no todo es lo que parece, y habrá que estar atento al texto y a las imágenes para descubrir realmente qué tan valientes son estos personajes.

La repetición de preguntas y respuestas contribuyen a que el relato avance, y a que lo haga de modo rítmico e invitando a la participación del lector. El formato pequeño y las páginas resistentes vuelven a este libro apto para manos muy pequeñas.

Un paseo, un territorio a explorar, algún susto incluido y más de una sorpresa. Una historia ya contada y vuelta a contar, una historia que por suerte seguirá siendo contada.

Otros títulos de la colección

El auto de Anastasio de Graciela Montes. Ilustraciones de Saúl Oscar Rojas.

El paraguas del mago de Graciela Montes. Ilustraciones de Ana Sanfelippo.

El globo azul de Graciela Montes. Ilustraciones de Nora Hilb.

0

Reseña: El auto de Anastasio

  • el-auto-de-anastasio
  • Título: El auto de Anastasio
  • Escritor: Graciela Montes
  • Ilustrador: Sául Oscar Rojas
  • Editorial: Loqueleo, Santillana
  • Colección: Pequeñas historias
  • Tipo de texto: Cuento
  • Formato: Rústica, hojas resistentes
  • Edición: 2016
  • ISBN: 978-950-46-4904-5

 

 

 

Anastasio tenía un auto amarillo con las ruedas rojas.

Corría ligerito por los caminos del campo.

–¿Puedo subir? –preguntó un hipopótamo vestido de domingo.

–Sí, podés –dijo Anastasio—. Voy a hacerte un lugarcito.

Y siguieron andando.

 

El auto de Anastasio es una de esas historias de Graciela Montes que nunca falla con niños pequeños. Fue publicado originalmente en 1990 por la editorial Quipu, y este año Loqueleo lo puso nuevamente en circulación con las ilustraciones originales del gran Saúl Oscar Rojas.

¿Por qué este cuento breve siempre tiene éxito con los más chicos? Se trata de una historia muy simple y breve, con una estructura acumulativa puesto que Anastasio pasa en su auto y diferentes animales suben: un hipopótamo, un oso hormiguero, dos zorros, un gallo con toda la familia, un sapo, una gusanita… hasta que ¡puf! el auto “se paró y ya no siguió andando”. Pero ahora son muchos los que pueden ayudar a Anastasio.

La acumulación, las repeticiones de preguntas, las enumeraciones le dan ritmo al relato y permiten avanzar sumando personajes sin crear confusión. A su vez la multiplicidad de animales y tamaños convoca el juego y la diversión.

Un viaje a quién sabe dónde, porque más importante que el destino es el camino. Una historia para contar y repetir, hasta quién sabe dónde.

 

Otros títulos de la colección

Tres chicos muy valientes de Graciela Montes – Clau Degliuomini.

El paraguas del mago de Graciela Montes. Ilustraciones de Ana Sanfelippo.

El globo azul de Graciela Montes. Ilustraciones de Nora Hilb.

0

A salto de cangurito

  • a salto deTítulo: A salto de cangurito
  • Autora: Natalia Schapiro
  • Ilustrador: Marcelo Morais
  • Editorial: Uranito
  • Colección: Mis primeros cuentos
  • Tipo de texto: cuento
  • Formato: rústica
  • Primera edición: 2013
  • ISBN: 978-987-703-001-3

 

“El cangurito estrenó sus patas, sintió las caricias verdes marrones de la tierra. Y tuvo ganas de saltar al sol. Se elevó alto, altísimo, y ¡pum! Cayó de cola. Trató de nuevo, y otra vez ¡pum!”.

Un día Cangurito descubre que fuera de la bolsa de mamá canguro hay un mundo maravilloso, lleno de experiencias y también de peligros. Como es un personaje curioso y valiente, está dispuesto a correr esas aventuras y desventuras.

A salto de canguro es una historia sencilla sobre el descubrimiento del entorno, eso mismo que transitan los niños pequeños. La identificación del lector con el protagonista fortalece el vínculo afectivo con el personaje y la historia, así como también con la lectura y el libro.

Este cuento está acompañado por ilustraciones de Marcelo Morais, quien con su paleta cálida y personajes de rostros muy expresivos también conquista a los pequeños lectores.

Un libro sobre el crecimiento para leer a saltos de canguro.

0

Había una vez un botón

  • habia una vezTítulo: Había una vez un botón
  • Autora: Fabiana Fondevila
  • Ilustradora: Tania de Cristóforis
  • Editorial: Uranito
  • Colección: Mis primeros cuentos
  • Tipo de texto: cuento
  • Formato: rústica
  • Primera edición: 2010
  • ISBN: 978-987-25653-0-5

 

 

“La baldosa, que estaba aburrida de ver pasar la vida desde el piso, aprovechó el pisotón de la tortuga pata soltarse y escapar. Fue así como baldosa, tortuga, hoja y botón emprendieron el camino, en alegre montón.”

Había una vez un botón; y luego fue un botón y una hoja; y en la página siguiente son un botón, una hoja y una tortuga; y después es la historia de un botón, una hoja, una tortuga y una baldosa…

Había una vez un botón es una historia simple, con ritmo y una estructura narrativa atractiva. Esta estructura es acumulativa porque a medida que el relato y el botón avanzan se incorporan otros elementos. Esto genera ritmo y permite a los lectores anticipar lo que sucederá. Asimismo, los ayuda a abordar una historia con varios personajes sin generar confusiones ni distracciones.

Este cuento tiene también una buena dosis de humor. Con cada elemento que se suma, se redobla la apuesta de lo ilógico, y aparecen así objetos en funciones disparatadas. De este modo, el “érase una vez…” del inicio desemboca en un desacomodado humor absurdo.

Las ilustraciones de Tania de Cristóforis acompañan el texto de manera impecable, y a través de las tonalidades elegidas aportan sobre el momento del día, el lugar o la estación del año.

Había una vez un botón capaz de llevar a los pequeños lectores a los mundos menos esperados. Había una vez un botón dispuesto a robar risas.

0

Chumba y Olé

  • chumba y oleTítulo: Chumbá y olé
  • Autora: Adriana Dieguez
  • Ilustrador: Iñaki Echeverría
  • Editorial: Mano escrita
  • Formato: Rústica
  • Primera edición: 2014
  • ISBN: 978-987-29650-5-1

Cuando dos personas se llevan mal, dice el dicho que “se llevan como perro y gato”, ¿pero siempre pelean el perro y el gato? En Chumba y olé, el perro Chumba y el gato Olé se perciben, se miran, se acercan… y deciden pasar un buen momento.

Una historia contada en verso que toma de la canción de tradición oral española “La farola del palacio” el nombre para sus personajes, así como también el ritmo. Dice esta canción popular:

¡Ay! chumba caraca chumba 
¡ay! chumba y olé 
¡ay! chumba caraca chumba 
que bonita que es usted.

Y como suele suceder en los poemas y canciones que pasan de generación en generación de boca en boca, estos versos también se encuentran en “Santa Teresa”, y se abren a múltiples interpretaciones:

Dicen que Santa Teresa
cura a los enamorados.
Santa Teresa es muy buena
pero a mí no me ha curado.
Ay chumba caracachumba,
ay chumba y olé.
Ay chumba caracachumba
qué bonita que es usted.

Chumba y olé es un relato que vuela a partir de la tradición oral y a su vez es una canción con ritmo y juego de palabras que invita a cantar, jugar y por qué no también bailar. Y olé.

1

Cucú-cucú la rana

  • cucú cucúTítulo: Cucú-cucú la rana
  • Autoras: María Inés Bogomolny y Mirta Goldberg
  • Ilustradora: Nora Hilb
  • Editorial: La Brujita de Papel
  • Tipo de texto:
  • Formato: Cartoné
  • Primera edición: 2010
  • ISBN: 978-987-1337-50-7

 

“Cucú-cucú

pasó un elefante

cucú-cucú

barriga picante.

 

Cucú-cucú

Pasó una cuchara

cucú-cucú

sin nada de nada”.

Un poema con mucho ritmo y sonoridad que parte de la canción de tradición oral homónima para hilar una retahíla por la que pasan personas, animales y objetos en situaciones inesperadas y absurdas. Pero al mismo tiempo, el poema (que también puede ser canción) comienza con el paso de un tren vacío y tras la enumeración se va un tren repleto de esos seres vivos y cosas.cucú cucú_una imagen de interior

Las tiernas y claras ilustraciones de Hilb potencian el sin sentido y acompañan la diversión plasmada ya en las palabras. Pero además, la imágenes del inicio y del final aluden a un trencito arrastrado por un niño. Cucú-cucú la rana es de cartoné, liviano y de puntas redondeadas, por lo tanto perfecto para manos pequeñas, o incluso para muchas manitos día tras días.

Un libro en el que el pequeño lector puede ingresar con su saber previo de la tradición oral y salir cargado de risas y buenos momentos, como el tren del final.