0

De tres en tres: arrullar y cantar con la tradición oral

Desde tiempos remotos el ser humano ha utilizado la palabra poética para acompañar su vida diaria. Son poemas, cantos, arrullos que le han cantado, también, a sus hijos. En El arco y la lira, Octavio Paz dice “La poesía pertenece a todas las épocas: es la forma natural de expresión de los hombres. No hay pueblo sin poesía; los hay sin prosa. Por tanto, puede decirse que la prosa no es una forma de expresión inherente a la sociedad, mientras que es inconcebible la existencia de una sociedad sin canciones, mitos u otras expresiones poéticas”.

Por su parte, Federico García Lorca en esa memorable conferencia que dio en 1928 sobre las canciones de cuna afirma sin reparos que las nanas españolas son melancólicas y buscan dormir al niño cuando este desea permanecer despierto, pero es la madre trabajadora la que lo necesitada dormido. Y señala luego: “Después del ambiente que ellas crean hacen falta dos ritmos: el ritmo físico de la cuna o silla y el ritmo intelectual de la melodía. La madre traba estos dos ritmos para el cuerpo y para el oído con distintos compases y silencios, los va combinando hasta conseguir el tono justo que encanta al niño”.

Las canciones y nanas han acompañados a los niños por generaciones y generaciones, ¿están presentes en la memoria de la madre contemporánea?, ¿las bailan los niños de hoy? Tres buenas recopilaciones que incluyen poemas y canciones de la tradición oral para refrescar la memoria.

De tres en tres: arrullar y cantar con la tradición oral

lima limitaLima, limita, limón. Folclore infantil iberoamericano. Compilación de Manuel Peña Muñoz. Buenos Aires, SM, 2014, colección El barco de vapor. Ilustraciones de Verónica Laymuns. Una recopilación suculenta del folclore español y latinoamericano organizado bajo los siguientes ejes: versos para jugar; rimas, coplas y juegos dialogados; canciones tradicionales; canciones para saltar a la soga; rondas; juegos con prendas; adivinanzas; trabalenguas; cuentos de nunca acabar; y principios y finales de cuentos. Se trata de un libro muy completo y atractivo visualmente, la organización y las ilustraciones seducen tanto a lectores niños como adultos.

hola¡Hola!, que me leva la ola. Selección de Sergio Andricaín. Buenos Aires, Santillana, 2015. Prólogo de Yolanda Reyes. Ilustraciones de Ana María Londoño. Se trate de una compilación de texto de la tradición oral y de textos de diversos autores. Señala Yolanda Reyes en el prólogo: “traza un itinerario por las voces que pueblan nuestra lengua. Desde aquellas rimas de tradición oral, pasando por clásicos como Lope de vega y llegando hasta la poesía contemporánea, el recorrido se organiza en cuatro secciones que parten de los intereses infantiles”. Una antología para que disfruten los niños y, sin duda, los adultos mediadores.

luna con duendesLuna con duendes. Canciones, arrullos y susurros para la hora de dormir. Buenos Aires, Capital Intelectual, 2013, colección Aerolitos. Música a cargo de Mariana Baggio, Teresa Usandivaras, Martín Telechanski y Pablo Spiller.  Ilustraciones de Sebastián Dufour. La vuelta al mundo en diez lenguas y con escala en al menos catorce países antes de entrar en el reino de los sueños. O dicho de otro modo: una compilación de canciones para dormir de distintos lugares del mundo y en diversas lenguas, la mayoría de tradición oral aunque también hay algunas de autor. Las ilustraciones acompañan ritmos y arrullos, y el diseño del libro es una constante invitación a recorrerlo. Sin embargo, el gran protagonismo lo tiene el CD que permite deleitarse con todas las canciones gracias al buen trabajo de Mariana Baggio y su equipo.

0

Chumba y Olé

  • chumba y oleTítulo: Chumbá y olé
  • Autora: Adriana Dieguez
  • Ilustrador: Iñaki Echeverría
  • Editorial: Mano escrita
  • Formato: Rústica
  • Primera edición: 2014
  • ISBN: 978-987-29650-5-1

Cuando dos personas se llevan mal, dice el dicho que “se llevan como perro y gato”, ¿pero siempre pelean el perro y el gato? En Chumba y olé, el perro Chumba y el gato Olé se perciben, se miran, se acercan… y deciden pasar un buen momento.

Una historia contada en verso que toma de la canción de tradición oral española “La farola del palacio” el nombre para sus personajes, así como también el ritmo. Dice esta canción popular:

¡Ay! chumba caraca chumba 
¡ay! chumba y olé 
¡ay! chumba caraca chumba 
que bonita que es usted.

Y como suele suceder en los poemas y canciones que pasan de generación en generación de boca en boca, estos versos también se encuentran en “Santa Teresa”, y se abren a múltiples interpretaciones:

Dicen que Santa Teresa
cura a los enamorados.
Santa Teresa es muy buena
pero a mí no me ha curado.
Ay chumba caracachumba,
ay chumba y olé.
Ay chumba caracachumba
qué bonita que es usted.

Chumba y olé es un relato que vuela a partir de la tradición oral y a su vez es una canción con ritmo y juego de palabras que invita a cantar, jugar y por qué no también bailar. Y olé.