0

Reseña: Alina, maga del mandarino

  • alinamaga-del-mandarinoTítulo: Alina, maga del mandarino
  • Escritora: Laura Escudero
  • Ilustradora: Viviana Bilotti
  • Editorial: SM
  • Colección: El Barco de Vapor, serie blanca
  • Tipo de texto: narrativa
  • Formato: Rústica
  • Primera edición: 2016
  • ISBN: 978-987-731-290-4

 

“Todo lo que cambia viene de una semilla, un huevo o el capullo de una mariposa. Una semilla es una casa que abraza. Un nido que abriga.

Alina aprendiz de maga quiere probar su magia. Para empezar, busca una taza que cada desayuno es taza. La mira, la huele, la toca”.

Alina está aburrida de ser Alina. Quiere cambiar pero “no alcanza con pensar”. La protagonista se compara con otros seres vivientes que sí pueden: “si una oruga después es mariposa y un huevo se hace gorrión, tiene que encontrar algún modo para pasar de nena a flor, a pájaro o a cualquier otra cosa”. Alina luego descubre que toda la magia ocurre debajo del mandarino y “como no quiere olvidarse nada de nada” se hace de un cuaderno (Libro de las transformaciones mágicas) para tomar nota. ¿Cómo hará Alina aprendiz de maga para ser finalmente maga?

El texto está divido en capítulos o apartados, que facilitan la lectura de los lectores incipientes, y cada uno termina con las notas de los descubrimientos de Alina, todos relacionados con los cambios. El relato además se vuele accesible y atractivo para los primeros lectores por el trabajo de diseño e ilustración.

El trabajo de Viviana Bilotti en las ilustraciones es excelente, logra a través de ellas darle fisonomía al personaje, pintar maravillosamente el escenario y reforzar el clima del relato. Aportan mucho a la estética y belleza del libro pero también a la historia misma. Por eso es una pena que su biografía (y por lo tanto un verdadero reconocimiento como autora también) no esté ni en la contratapa ni en la sección final del libro.

Alina, maga del mandarino cuenta en una deliciosa prosa poética, como ya lo adelanta el título, como lo vemos también en los juegos en la disposición de las palabras en el blanco de la hoja que acercan el texto a la poesía concreta:

“Alina quiere ver qué pasa si planta una gota. Pero es difícil. Vienen de a muchas. Saca la mano por la ventana y prueba con la punta del dedo:

                cae una,

 

                          urgente otra

                                     

                                       y la primera se resbala”.

 

Un relato tan sencillo como poético y tan poético como profundo. Un relato con un final que sorprende. Para leer y pensar, para mirar y descubrir. Un relato para disfrutar con cada cambio y dejarse deleitar y sorprender.

 

 

 

 

0

De tres en tres: más historias de miedos y monstruos

Cuando llega la hora de dormir, para muchos pequeños llega también el momento complejo de quedarse solos en la cama, en una habitación oscura. La conciliación del sueño se convierte entonces en la hora de los miedos y monstruos interiores. ¿Cómo aprender a convivir con estos miedos y monstruos? ¿Cómo reírse de ellos? 

De tres en tres: más historias de miedos y monstruos

yok-yok-los-monstruosYok Yok Los monstruos de Étienne Delessert. Buenos Aires, Cántaro/Grupo Macmillan, 2012. Con la estética que caracteriza al autor suizo (grandes imágenes coloridas y cálidas), en este libro Yok Yok y sus amigas se ocupan de monstruos de todo tipo y procedencia. Un relato sencillo que invita a descubrir y preguntarse si los monstruos existen. 

monstruo no me comasMonstruo, no me comas de Carl Norac. Ilustraciones de Carll Cneut. Barbara Fiore Editora, 2006. Álex es un cerdito al que le encanta comer y a quien su mamá reta todo el tiempo por comer a cualquier hora. Un día, mientras degusta unas moras que encontró en el camino del río, es atrapado por un monstruo. A este ser también le encanta comer, pero el cerdito encontrará la forma de escapar al tiempo que descubre que hay muchos como él.

scrib¡Scric scrac bibib blib! de Kytty Crowther. Barcelona, Corimbo, 2005. Mamá sabe que a Jerónimo lo asusta mucho la noche, por eso papá lee un cuento en la cama y luego mamá le da besos y mimos. Pero cuando se queda solo en la habitación Jerónimo tiene miedo, escucha ruidos e imagina cosas, y corre a la cama de sus padres. Pero el “scric scrac bibib blub” que escucha la pequeña rana también lo escucha su padre… ¿quién hace ese ruido debajo de la cama de Jerónimo?

Para leer antes o después:

De tres en tres: historias de miedos y monstruos

0

Una siesta antes de comer

Una siesta antes de comer

  • Título: Una siesta antes de comer
  • Autora: Sandra Comino
  • Ilustradora: Yael Frankel
  • Editorial: Macma Ediciones
  • Tipo de texto: cuento
  • Formato: Rústica
  • Primera edición: 2014
  • ISBN: 978-987-1019-57-1

 

“A Juanita le gusta una cosa misteriosa de las casas de Tiati y Tiopo: están conectadas por un pasadizo secreto, casi como el que atraviesan las doce princesas bailarinas. Solo que este tiene forma de pasillo, es oscuro, chiquito y con paredes desnudas”.

Una historia sencilla y ágil sobre el vínculo entre abuelos y nietos. Mientras su mamá trabaja y sus hermanas están en la escuela, a Juanita la cuida su abuela. A veces también lo hacen Tiati y Tiopo, los hermanos de la abuela.

¿Qué hace un tío abuelo cuando una niña tiene hambre, sueño y extraña a su mamá? Entretenerla y darle algo de comer mientras está el almuerzo, sí. Pero ¿qué pasa si el anciano se queda dormido con la pequeña en brazos? ¿Cómo reaccionan estos abuelos cuando creen que la niña se perdió?Una siesta antes de comer interior

Este es un cuento sobre el amor entre nietos y abuelos. Pero también alude a las similitudes y diferencias entre dos generaciones opuestas y a sus mundos, que a veces parecen semejantes y otras enfrentados e incomprensibles. Las ilustraciones de Yael Frankel aportan color e invitan a detenerse y observar a estos personajes y sus espacios.

Una siesta antes de comer es un libro que gustará a los lectores que se quedan en casa con los abuelos mientras los más grandes salen a ese otro mundo. Y también les dirá mucho a aquellos niños que, a pesar de ser pequeños, pasan varias horas en un jardín de infantes y desconocen esta relación tan única.

0

De tres en tres: historias de abuelos que envejecen

Nacer, crecer, envejecer, morir. Eso es la vida. Sin embargo, muchas veces los adultos son reacios a darles a los niños libros sobre la vejez y las enfermedades de los abuelos. Ni hablar de la muerte, tema que dejaremos para otra oportunidad.

Al mismo tiempo, son pocos los libros que hablan de esto. Es mucho más frecuente encontrarse con libros en los que los abuelos son dulces, (sobre)protectores, cuentacuentos. Algo hermoso y necesario, sin duda. Pero también es bueno que los niños vean reflejados en los libros una temática realista como lo es el envejecimiento de los adultos mayores, ya sea porque les permite identificarse con lo que sucede en su entorno o bien porque el día que eso sea parte de su realidad no será algo completamente nuevo.

Es fundamental tener presente cómo se cuentan las historias literarias y cómo, desde lo literario, es interpelado el lector. Se trata de temáticas de la realidad, a veces cruda, pero no por ello deberían ser discursos moralizantes o panfletarios. Por el contrario, se trata de que a través de libros de calidad literaria, donde se despliegue un procedimiento literario, un trabajo con la lengua, los recursos poéticos y/o la polisemia del lenguaje, los pequeños lectores se aproximen, se encuentren inmersos o dialoguen con temáticas realistas que pueden ser parte de su vida cotidiana.

De tres en tres: historias de abuelos que envejecen

El jardín del abueloEl jardín del abuelo de Lane Smith. México, Océano Travesía, 2012. Un libro álbum que da cuenta, desde la mirada de un niño, de la habilidad del abuelo para darle forma a su jardín, un espacio en que ambos pasan muchas horas y que les permitirá dar un paseo por el pasado. Pero también alude a cómo esta persona, que tiene un vínulo especial con él, va perdiendo la memoria.Un pasito y otro pasito

Un pasito y otro pasito de Tomie de Paola. Caracas, Ekaré/Calibroscopio, 1986/2013. El abuelo de Nacho era el mejor amigo de Ignacio. Paso a paso, le enseñó a su nieto a caminar, a construir torres con cubos de madera, a contar cuentos. Hasta que un día el abuelo Nacho tiene un ataque y los roles se invierten.

Mi abuela no es la de antes de María José Orobitg i Della. Ilustraciones de Carles Ballesteros. Montevideo, Criatura Editora, 2013. También hay mi abuela no es la de antesuna edición chilena de la editorial Amanuta. Esta historia, narrada desde la voz de una niña, cuenta los veranos que la protagonista pasaba en la casa junto al mar de su abuela, hasta que esta enferma, vive confundida y  ya no es la de antes. Como no puede vivir sola, la llevan a vivir a la ciudad con la familia de la niña. Es en esta situación, en la que se invierten los roles, que la nieta logra reforzar el vínculo con su abuela.  Aquí una reseña.

0

El zoo de Joaquín

El zoo de JoaquínTítulo: El zoo de Joaquín
Autor: Pablo Bernasconi
Editorial: La Brujita de Papel
Tipo de texto: cuento
Formato: Tapa dura / Rústica
Primera edición: 2011
ISBN: 978-887-137-82-8

“Un hipopótamo armó

con un rallador de queso

aunque come todo el día

jamás aumenta de peso”.

El día que Joaquín decide hacerse inventor, comienza a armar con “cachivaches y regalos de mi tía” diez animales para que le hagan compañía. Estos animales son presentados en una sucesión de versos rimados que describen las originales ilustraciones de Bernasconi, compuestas a partir de elementos diversos: ralladores, ramitas, bolitas, verduras, relojes, ruedas, tapas de ollas, virulana…  El zoo de Joaquín rallador

El zoo de Joaquín es uno de esos libros que permite lecturas en capas, puesto que es accesible a niños muy pequeños que tal vez no puedan seguir la historia completa pero que disfrutan de las ilustraciones y  de una o dos descripciones, así como también a aquellos que pueden mantener la concentración para leer la historia completa, que por lo esquemática, simple, breve y rítmica resulta adecuada para lectores pequeños.

Una historia en la que el texto acompaña los “retratos” animales que demuestran la genialidad del ilustrador e invitan a los lectores a reponer aquello que el texto calla y la imagen delata, o bien a dar rienda suelta a la creatividad de producciones propias, porque es inevitable no preguntarse por qué diez si los cachivaches y la imaginación pueden ser infinitas.

Este es el primer libro para niños de Pablo Bernasconi como autor integral, y aunque circula desde hace tiempo en España, Portugal y Brasil, debió esperar diez años para ver la luz en Argentina. 

1

De tres en tres: historias de miedos y monstruos

Siempre que un adulto mediador le lee a un niño, establece con el pequeño que escucha (y que también a su manera lee) un vínculo afectivo. Leerles a los niños antes de dormir es un hábito recomendado para generar un clima adecuado para ingresar en el sueño. La lectura en este momento del día puede tener también otro motivo, es frecuente que los niños pequeños le teman a la oscuridad de la noche. Dice al respecto, en el prólogo a su libro Una casa de palabra, Gustavo Martín Garzo: “La noche es oscuridad, la amenaza, un mundo no controlado por la razón, y todos los niños la temen. Llega la hora de acostarse y, a causa de ese temor, no quieren quedarse solos en sus camas. Es el momento de los cuentos, que son un procedimiento retardatorio. “Quédate un poco más”, es lo que dicen los niños a los adultos cuando les piden un cuento. Y el adulto que comprende sus temores, empieza a contárselos para tranquilizarlos” (2013). Y probablemente cuanto más maravilloso sea ese cuento, más propicio para ingresar en los sueños.

Pero si los temores nocturnos se vuelven una especie de pesadilla familiar, también es posible leerles cuentos que tematicen estos temores. A través de historias divertidas o paródicas, los lectores pueden identificarse con los protagonistas y en cierto modo ir canalizando sus miedos a los monstruos de la oscuridad nocturna.

De tres en tres: historias de miedos y monstruos  

Ruidos bajo la cama de Mathis. Buenos Aires, AH Pípala, 2009. Después de escuchar ruidos debajo de la cama, un niño comienza a hablar con elRuidos bajo la cama monstruo que allí se esconde. En este diálogo, el niño le pide una descripción al monstruo y luego describe, desde su mirada infantil, a su padre: un gigante barbudo. ¿Quién, entonces,  huirá asustado? Las ilustraciones, en tonos celestes y con predominio del negro, acompañan la historia y revelan secretos.

 

La decisión de teodoro de Irene Singer.  Buenos Aires, Calibroscopio, 2006, Col Líneas de arena. En la oscuridad de su cuarto, Teodoro tiene miedo. Busca y revuelve buscando monstruos, pero descubre que está Miedo armadosolo; ante esa soledad, intenta dormir con sus padres pero es devuelto a su cama; pide que le dejen prendida una luz, pero la casita encendida proyecta una horrible sombra en la pared… Solo una voz y una presencia lograrán aplacar sus temores. Las bellísimas ilustraciones de Singer, creadas a partir de papeles pintados sobre puestos, juegan con el miedo y la tranquilidad, evocando constante emociones y sentimientos. El libro cuenta además con un excelente el trabajo en las guardas.

Lila y los monstruos de Doris Dorrie. Ilustraciones de Julia Kaergel.lila y los monstruos Buenos Aires, Sudamericana, 2001. Lila no puede dormir y descubre en su cuarto siete monstruos de diferentes colores. A pesar de que su madre le dice que los  monstruos no existen, ella logra dominarlos en el momento en que descubre que desean. Las ilustraciones muy coloridas invitan al juego.  

0

De tres en tres: historias de princesas

En los cuentos de tradición oral, sobre todo en los maravillosos o también llamados cuentos de hadas, aparece con mucha frecuencia el número 3. Es común que estos relatos tengan un ritmo ternario, es decir, un ritmo marcado por tres unidades o elementos. Es frecuente también que haya tres personaje, tres objetos, tres pruebas, tres acontecimientos, tres preguntas… Esto es lo que Alex Olrik, al estudiar los cuentos de tradición oral y establecer las leyes épicas, llamó “ley del tres”.

Esta constante presencia del tres, por un lado, ha pasado a muchos cuentos de autor y, por otro, ha tenido y sigue teniendo muy buena aceptación por parte de los lectores más pequeños. Esto último probablemente se deba a que la repetición del mismo esquema favorece la organización y la anticipación, que a su vez contribuyen a la comprensión.

Y como no es entonces el 3 un número menor en los relatos de tradición oral y en la literatura contemporánea para niños pequeños, inauguramos una nueva sección que de algún modo le rinde homenaje. De tres en tres sugiere tres libros que comparten un hilo conductor, ya sea este el personaje, el tema o algún elemento.

Para estrenar la sección, tres historias de princesas. Pero son princesas “diferentes” al lugar común puesto que no se trata de damas pasivas, ni de las que ponderan el rosa y el brillo, ni de las que tienden a los valores estereotipados estilo Disney.

De tres en tres: tres historias de princesas

La durmiente de María Teresa Andruetto e Istvan. Buenos Aires, Alfaguara, 2010. Es la historia de una princesa que decide dormir, como la bella durmiente, pero no la despierta el beso de un príncipe sino del sonidoLa durmiente Istvansch de los tambores, los arcabuces y los cañones de una revolución. Un texto en intertextualidad con el cuento de “La bella durmiente” pero con aire democrático. Y además, desde la imagen, con clima feminista puesto que las ilustraciones están compuestas por recortes e imágenes de revistas para mujeres a lo largo del tiempo. 

La princesa y el topo. Cuento del Cáucaso. Versión de Ramón Girona. La princesa y el topo, uan imagen de interior de Javier OlivaresIlustraciones de Javier Olivares. Barcelona, Libros del Zorro Rojo, 2012. Es un relato de tradición oral del Cáucaso. Narra la historia de una princesa que a través de su espejo puede verlo todo y un día anuncia que se casará solo con quien logro la imposible misión de estar un día entero escondido. Pero un príncipe enamorado y perseverante está dispuesto a intentarlo en reiteradas ocasiones y con la ayuda adecuada lo logrará.

Princesas olvidadas o desconocidas de Philippe Lechermeier y Rébecca Dautremer. Zaragoza, Edelvives, 2005. Probablemente este libro no requiera presentación puesto que es uno de los libros ilustrados dePrincesas... de Rébecca Dautremer gran formato y de princesas más exhibidos y conocidos. Es como una especie de diccionario de princesas, pero lejos de los clichés y las imágenes estereotipadas, aquí hay de todo tipo y para todos los gustos: gordas, flacas, blancas, negras, orientales, grandes, diminutas, memoriosas, olvidadizas… Las presentaciones están armadas a partir de juegos de palabras y las ilustraciones, de la gran Dautremer, hacen de cada retrato una obra de arte.