0

De tres en tres: historias de tejer y contar

Contar es como enhebrar palabras y tejerlas, y lazada tras lazada ir armando la trama. Una buena trama abriga tanto como un tejido. Una prenda de lana abriga tanto como un cuento.

De tres en tres: historias de tejer y contar:

la manta de las historiasLa manta de las historias de Ferida Wolf y Harriet May Savitz. Ilustraciones de Elena Odriozola. Bogotá, Noma, 2008, Col. Buenas Noches. Babba Zarrah tiene una manta en la que los niños se sientan para escuchar sus relatos. Un día, descubre que uno de esos niños tiene el zapato roto y por eso decide tejerle unas nuevas y abrigadas medias, ¿pero de dónde puede sacar lana si con tanta nieve ese invierno nadie llevó un poco a la aldea? La mujer descubre en su manta la solución, y tejera muchas otras prendas para quienes las necesitan. Y cuando se quede sin manta, los aldeanos encontraran la forma de seguir tejiendo historias y mantas y mantas de historias.

mi abuela hilaria

Mi bisabuela Hilaria de Marcela Calderón. Del Naranjo, Buenos Aires, 2014. Una día de lluvia la protagonista va a ver a su bisabuela y en el encuentro se tejen historias y prendas de lana. Porque esta bisabuela es especial, porque esta abuela es capaz de hechizar con palabras e imágenes.

 

 

cordelia y los arañijos
Cordelia y los arañijos
de María Cristina Ramos. Ilustraciones de Viviana Bilotti. Neuquén, Ruedamares, 2013. Mamá araña le enseña a sus arañijos a tejer la tela más bonita, la hija Maca se ocupa además de tejer historias. Y así, entre lazadas y nudos y discusiones y diálogos se arma la trama, se teje la vida.

0

Reseña: Una cama para tres

  • uan cama para tres
  • Título: Una cama para tres
  • Autora: Yolanda Reyes
  • Ilustrador: Ivar Da Coll
  • Editorial: Alfaguara
  • Formato: rústicas, con hojas desplegables
  • Primera edición: 2015
  • ISBN: 978-950-46-3961-9

 

 

 

Entonces el dragón se metía entre sus sueños y lo perseguía por un laberinto. Justo cuando iba a atraparlo, Andrés veía la salida. Ahí afuera lo esperaba papá, que parecía un dragón despeinado, a punto de escupir fuego.

–¡Auxilio, socorro!… Ahí viene y me atrapa –gritaba Andrés.

–¿Quién viene y te atrapa? –preguntaba papá.

–un dragón feroz que escupe fuego.

–Los dragones no existen. Vuelve ahora mismo a tu cama y no te levantes… hasta mañana.

–¿Puedo dormir con ustedes?

–¡Ni lo sueñes!… No hay sitio para los tres.

 

Una cama para tres es la historia de un niño que teme dormir solo, porque la oscuridad primero y luego las pesadillas lo atormentan. Por eso retarda el momento del sueño, como hacen muchos niños; por eso quiere pasarse a la cama de sus padres, como hacen o desean hacer muchos niños.

Hay quienes se escandalizan frente a este libro porque dicen que es apología del co-lecho. Y están quiénes lo defienden. El problema no es la posición que toman, sino que toman la historia como lo que no es. Hay quienes piensan que esto es un libro de autoayuda, aunque habría que evaluar si para los niños o para los padres. Pero no lo es. Porque es un relato de ficción. Un texto sencillo que reproduce la realidad cotidiana de muchas familias, pero lo hace a través de un texto literario. Un relato entretenido y de ritmo atractivo que nos habla de un conflicto frecuente en los más chicos, y también alude de manera divertida al dragón de los sueños, que no sólo acecha a los pequeños.

Un libro para disfrutar de un texto literario rítmico y divertido. Un libro para contar noche tras noche, o una y otra vez en la misma, mientras el dragón de las pesadillas espera.

0

A salto de cangurito

  • a salto deTítulo: A salto de cangurito
  • Autora: Natalia Schapiro
  • Ilustrador: Marcelo Morais
  • Editorial: Uranito
  • Colección: Mis primeros cuentos
  • Tipo de texto: cuento
  • Formato: rústica
  • Primera edición: 2013
  • ISBN: 978-987-703-001-3

 

“El cangurito estrenó sus patas, sintió las caricias verdes marrones de la tierra. Y tuvo ganas de saltar al sol. Se elevó alto, altísimo, y ¡pum! Cayó de cola. Trató de nuevo, y otra vez ¡pum!”.

Un día Cangurito descubre que fuera de la bolsa de mamá canguro hay un mundo maravilloso, lleno de experiencias y también de peligros. Como es un personaje curioso y valiente, está dispuesto a correr esas aventuras y desventuras.

A salto de canguro es una historia sencilla sobre el descubrimiento del entorno, eso mismo que transitan los niños pequeños. La identificación del lector con el protagonista fortalece el vínculo afectivo con el personaje y la historia, así como también con la lectura y el libro.

Este cuento está acompañado por ilustraciones de Marcelo Morais, quien con su paleta cálida y personajes de rostros muy expresivos también conquista a los pequeños lectores.

Un libro sobre el crecimiento para leer a saltos de canguro.

0

Había una vez un botón

  • habia una vezTítulo: Había una vez un botón
  • Autora: Fabiana Fondevila
  • Ilustradora: Tania de Cristóforis
  • Editorial: Uranito
  • Colección: Mis primeros cuentos
  • Tipo de texto: cuento
  • Formato: rústica
  • Primera edición: 2010
  • ISBN: 978-987-25653-0-5

 

 

“La baldosa, que estaba aburrida de ver pasar la vida desde el piso, aprovechó el pisotón de la tortuga pata soltarse y escapar. Fue así como baldosa, tortuga, hoja y botón emprendieron el camino, en alegre montón.”

Había una vez un botón; y luego fue un botón y una hoja; y en la página siguiente son un botón, una hoja y una tortuga; y después es la historia de un botón, una hoja, una tortuga y una baldosa…

Había una vez un botón es una historia simple, con ritmo y una estructura narrativa atractiva. Esta estructura es acumulativa porque a medida que el relato y el botón avanzan se incorporan otros elementos. Esto genera ritmo y permite a los lectores anticipar lo que sucederá. Asimismo, los ayuda a abordar una historia con varios personajes sin generar confusiones ni distracciones.

Este cuento tiene también una buena dosis de humor. Con cada elemento que se suma, se redobla la apuesta de lo ilógico, y aparecen así objetos en funciones disparatadas. De este modo, el “érase una vez…” del inicio desemboca en un desacomodado humor absurdo.

Las ilustraciones de Tania de Cristóforis acompañan el texto de manera impecable, y a través de las tonalidades elegidas aportan sobre el momento del día, el lugar o la estación del año.

Había una vez un botón capaz de llevar a los pequeños lectores a los mundos menos esperados. Había una vez un botón dispuesto a robar risas.

0

De tres en tres: más historias de miedos y monstruos

Cuando llega la hora de dormir, para muchos pequeños llega también el momento complejo de quedarse solos en la cama, en una habitación oscura. La conciliación del sueño se convierte entonces en la hora de los miedos y monstruos interiores. ¿Cómo aprender a convivir con estos miedos y monstruos? ¿Cómo reírse de ellos? 

De tres en tres: más historias de miedos y monstruos

yok-yok-los-monstruosYok Yok Los monstruos de Étienne Delessert. Buenos Aires, Cántaro/Grupo Macmillan, 2012. Con la estética que caracteriza al autor suizo (grandes imágenes coloridas y cálidas), en este libro Yok Yok y sus amigas se ocupan de monstruos de todo tipo y procedencia. Un relato sencillo que invita a descubrir y preguntarse si los monstruos existen. 

monstruo no me comasMonstruo, no me comas de Carl Norac. Ilustraciones de Carll Cneut. Barbara Fiore Editora, 2006. Álex es un cerdito al que le encanta comer y a quien su mamá reta todo el tiempo por comer a cualquier hora. Un día, mientras degusta unas moras que encontró en el camino del río, es atrapado por un monstruo. A este ser también le encanta comer, pero el cerdito encontrará la forma de escapar al tiempo que descubre que hay muchos como él.

scrib¡Scric scrac bibib blib! de Kytty Crowther. Barcelona, Corimbo, 2005. Mamá sabe que a Jerónimo lo asusta mucho la noche, por eso papá lee un cuento en la cama y luego mamá le da besos y mimos. Pero cuando se queda solo en la habitación Jerónimo tiene miedo, escucha ruidos e imagina cosas, y corre a la cama de sus padres. Pero el “scric scrac bibib blub” que escucha la pequeña rana también lo escucha su padre… ¿quién hace ese ruido debajo de la cama de Jerónimo?

Para leer antes o después:

De tres en tres: historias de miedos y monstruos

0

Una flor para Monet

  • una flor para monet
    • Título: Una flor para Monet
    • Autora: Cecilia Blanco
    • Ilustrador: Milton
    • Editorial: Uranito
    • Colección: Famosísimos
    • Formato: cartoné, con hojas desplegables
    • Primera edición: 2011
    • ISBN: 978-987-1710-72-0


 

 

Monet está confundido y busca su pincel preferido…

¡Santo Dios, un león! 

¿Qué tiene que ver con mi flor?

 

El protagonista de este cuento es Monet, el pintor, y quiere dibujar una flor. Pero al buscar sus materiales de trabajo, se encuentra con animales que tienen una parte de su cuerpo parecida al elemento buscado. Esto hace que la paleta, el pincel, la témpera y el lápiz estén en una solapa apenas superpuesta a la página del animal, e invite a la anticipación y el juego.

Al mismo tiempo, la historia tiene una trama acumulativa y un tono de humor absurdo, ¿qué hace Monet con un hipopótamo, un león, un oso y un jabalí en su atelier? Habrá que abrir entonces la solapa de la cerradura, un pequeño orificio por el que, al menos en esta oportunidad, todo cabe.

Una flor para Monet integra una colección que propone acercar al pequeño lector a la historia universal a través de algunas de sus personalidades más célebres; además de brindar la personalidad y el genio del protagonista, alude a su tiempo desde el relato y la imagen. Pero lo más interesante es que lo hace a través de un texto literario sencillo y bien construido, una ficción donde predomina la función estética (eso tan primordial en la literatura) por sobre el objetivo de hablar sobre Monet o sobre Impresionismo.

Una historia divertida que depara sorpresas en cada vuelta de página. Un libro para leer y divertirse, observar y explorar.

0

Una siesta antes de comer

Una siesta antes de comer

  • Título: Una siesta antes de comer
  • Autora: Sandra Comino
  • Ilustradora: Yael Frankel
  • Editorial: Macma Ediciones
  • Tipo de texto: cuento
  • Formato: Rústica
  • Primera edición: 2014
  • ISBN: 978-987-1019-57-1

 

“A Juanita le gusta una cosa misteriosa de las casas de Tiati y Tiopo: están conectadas por un pasadizo secreto, casi como el que atraviesan las doce princesas bailarinas. Solo que este tiene forma de pasillo, es oscuro, chiquito y con paredes desnudas”.

Una historia sencilla y ágil sobre el vínculo entre abuelos y nietos. Mientras su mamá trabaja y sus hermanas están en la escuela, a Juanita la cuida su abuela. A veces también lo hacen Tiati y Tiopo, los hermanos de la abuela.

¿Qué hace un tío abuelo cuando una niña tiene hambre, sueño y extraña a su mamá? Entretenerla y darle algo de comer mientras está el almuerzo, sí. Pero ¿qué pasa si el anciano se queda dormido con la pequeña en brazos? ¿Cómo reaccionan estos abuelos cuando creen que la niña se perdió?Una siesta antes de comer interior

Este es un cuento sobre el amor entre nietos y abuelos. Pero también alude a las similitudes y diferencias entre dos generaciones opuestas y a sus mundos, que a veces parecen semejantes y otras enfrentados e incomprensibles. Las ilustraciones de Yael Frankel aportan color e invitan a detenerse y observar a estos personajes y sus espacios.

Una siesta antes de comer es un libro que gustará a los lectores que se quedan en casa con los abuelos mientras los más grandes salen a ese otro mundo. Y también les dirá mucho a aquellos niños que, a pesar de ser pequeños, pasan varias horas en un jardín de infantes y desconocen esta relación tan única.